16 C
New York
lunes, mayo 20, 2024

Buy now

Trabajador de seguridad nacional de Estados Unidos es sentenciado por espionaje a Rusia

En un caso que ha conmocionado a la comunidad de seguridad nacional, Jareh Sebastian Dalke, un extrabajador de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), ha sido condenado a más de 21 años de prisión por intentar espiar en favor de un supuesto agente ruso.

Dalke, de 32 años y oriundo de Colorado, se declaró culpable en 2023 de seis cargos relacionados con su intento de ofrecer información clasificada de la Defensa Nacional a un agente extranjero, según informó el Departamento de Justicia (DOJ).

Durante su empleo en la NSA, donde se desempeñaba como diseñador de seguridad de sistemas de información desde el 6 de junio al 1 de julio de 2022, Dalke admitió haber utilizado una cuenta de correo electrónico cifrada entre los meses de agosto y septiembre de hace dos años para transmitir extractos de tres documentos secretos a un individuo que creía que era un agente ruso.

Sin embargo, dicho individuo resultó ser un empleado encubierto del FBI, según reveló el comunicado oficial. Los tres documentos, clasificados como alto secreto/información sensible (SCI), fueron obtenidos por Dalke y compartidos con la creencia de que estaban siendo entregados al servicio de inteligencia ruso.

Te puede interesar: Balacera en vecindario de Miami Gardens deja cinco heridos

En palabras del Fiscal General Merrick Garland, se dijo que  “este acusado, que había jurado defender a nuestro país, creía que estaba vendiendo información clasificada de seguridad nacional a un agente ruso, cuando en realidad se estaba revelando ante el FBI“.

La sentencia impuesta a Dalke refleja la gravedad de sus acciones y envía un claro mensaje a aquellos que buscan traicionar a su país. El Fiscal General expresó su agradecimiento a las oficinas locales del FBI en Denver y Washington por su destacado trabajo en el caso.

En agosto de 2022, Dalke solicitó $85,000 dólares a cambio de la información que poseía, asegurando que sería de gran relevancia para Rusia y prometiendo compartir más datos en el futuro al regresar a Washington D.C.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Dalke admitió haber transmitido archivos al empleado encubierto del FBI con la intención de perjudicar a Estados Unidos y favorecer a Rusia.

Su condena a más de 21 años de prisión sirve como recordatorio de las consecuencias de traicionar la confianza y la seguridad de la nación.

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles