22 C
New York
sábado, julio 20, 2024

Buy now

Henry Kissinger, exsecretario de Estado de EEUU, muere a los 100 años

su longevidad y vasta experiencia, era considerado un gran sabio por algunos y detestado por otros, que veían en él un criminal de guerra.

El hombre, que había celebrado su cumpleaños número cien en mayo, mantuvo la atención de personalidades del mundo muchas décadas después de dejar sus responsabilidades en los asuntos internacionales. Por ejemplo, en julio viajó a Pekín para reunirse con el presidente chino Xi Jinping.

Con la muerte de Kissinger, Estados Unidos perdió una de sus «voces más confiables y distintivas en política exterior», dijo el expresidente George W. Bush en un comunicado. 

– Nobel de la Paz –

«Su ascenso a lo más alto de la diplomacia estadounidense dice «tanto de su grandeza como de la grandeza de Estados Unidos», afirmó Bush.

Heinz Alfred Kissinger, judío alemán nacido en 1923 en Baviera, se naturalizó estadounidense a los 20 años. Hijo de un maestro de escuela, se unió al contraespionaje militar y al ejército estadounidense antes de realizar estudios en Harvard, donde posteriormente enseñó. 

Con sus características gafas grandes, se estableció como el rostro de la diplomacia global cuando el republicano Richard Nixon lo llamó a la Casa Blanca en 1969 como asesor de seguridad nacional y luego como secretario de Estado, cargos que ocupó de 1973 a 1975.

Siguió siendo un maestro de la diplomacia hasta 1977 bajo la presidencia de Gerald Ford. 

Fue entonces cuando inició la distensión con la Unión Soviética y el deshielo de las relaciones con la China de Mao, durante viajes secretos para organizar la histórica visita de Nixon a Pekín en 1972. 

«Es una enorme pérdida para nuestros dos países y para el mundo», escribió en X (antes Twitter) el embajador de China en Washington, Xie Feng, quien se dijo «profundamente» triste.

La historia recordará cómo el centenario contribuyó en las relaciones China-EEUU», afirmó el embajador, en la primera reacción oficial de China al fallecimiento.

Kissinger también dirigió, siempre en el mayor secreto y en paralelo a los bombardeos de Hanói, las negociaciones con Le Duc Tho para poner fin a la guerra de Vietnam. 

La firma de un alto el fuego le valió el Nobel de la Paz compartido con el diplomático norvietnamita en 1973, uno de los más controvertidos en la historia del premio.

© Agence France-Presse

spot_img

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles