4.3 C
New York
martes, febrero 27, 2024

Buy now

Exdueño del Tottenham se declara culpable de uso de información privilegiada en EEUU

El multimillonario británico Joe Lewis, expropietario del Tottenham Hotspur de la Premier League, se declaró este miércoles culpable de uso de información privilegiada en un tribunal federal de Estados Unidos, informó la fiscalía. 

Lewis, de 86 años, fue acusado de proporcionar durante años información privilegiada a sus empleados, incluidos sus chóferes privados, y a sus amantes, en una trama «descarada» entre 2013 y 2021 que le reportó millones de dólares.

Inculpado hace seis meses por la justicia neoyorquina, Lewis se declaró inocente y su abogado calificó las acusaciones de «error atroz».

Una de las empresas de Lewis ha sido condenada a pagar 50 millones de dólares en multas a raíz de una declaración realizada ante un juez estadounidense, según informó el fiscal. 

Lewis se declaró culpable de conspiración para cometer fraude de valores, que conlleva una pena potencial máxima de cinco años de prisión, y dos cargos de fraude de valores, que conllevan cada uno una pena máxima de 20 años de prisión.

Su sentencia se dictará en una fecha aún por precisar. 

«Mientras poseía información material no pública sobre ciertas empresas que cotizan en bolsa, acepté hacer recomendaciones» a otras tres partes para que compraran esas acciones, dijo Lewis a la juez Jessica Clarke, informó Bloomberg News. 

«Sabía en ese momento que lo que estaba haciendo estaba mal y estoy muy avergonzado», agregó.

Los consejos bursátiles proporcionados por Lewis incluían información confidencial sobre resultados próximos de pruebas favorables para empresas bioquímicas, según los fiscales.

«En múltiples ocasiones en el transcurso de varios años, Lewis utilizó y se apropió indebidamente de esta información confidencial para ofrecer consejos sobre acciones a varias personas en su vida, incluidos sus empleados, parejas románticas y amigos, como una forma de proporcionarles compensaciones y regalos», dijo el fiscal estadounidense del Distrito Sur de Nueva York en un comunicado.

«Estos individuos, a su vez, comerciaron con los consejos proporcionados por Lewis para obtener vastos beneficios personales». 

Los fiscales alegaron que en 2019 Lewis prestó a sus dos chóferes 500.000 dólares a cada uno para que pudieran comprar acciones de Mirati Therapeutics antes de la publicación de unos resultados clínicos. 

Uno de los chóferes supuestamente envió un mensaje a un amigo para comprar las acciones, diciéndole que pensaba que «el jefe tiene información privilegiada».

Lewis, con una fortuna de 6.200 millones de dólares, según Forbes, se construyó su reputación como especulador de divisas en los años 1980 y principios de 1990.

Su holding ENIC compró en 2001 una participación mayoritaria en el Tottenham Hotspur Football Club al entonces propietario Alan Sugar, otro destacado magnate británico, por 22 millones de dólares. 

Lewis cedió oficialmente el control del club el año pasado, según los registros financieros británicos, y su participación pasó formalmente a un fideicomiso familiar.

gw/dw/af/cjc

© Agence France-Presse

spot_img
spot_img

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles