16 C
New York
lunes, mayo 20, 2024

Buy now

El Inter Miami golea 6-2 al New York Red Bull con triplete de Suárez

El Inter Miami goleó 6-2 al New York Red Bull en la liga norteamericana (MLS) con un gol de Lionel Messi y un triplete de Luis Suárez, que permitieron remontar en la segunda parte un encuentro que su equipo perdía en el descanso.

Los locales se afianzan así en el primer puesto de la Conferencia Este con 23 puntos, dos más que el segundo clasificado, el Cincinnati, en 12 jornadas.

El Inter le dio la vuelta al partido con un triplete de Suárez en los minutos 69, 75 y 81; un doblete del paraguayo Matías Rojas (48 y 62) y un tanto de Messi (50). 

Enfrente, el New York RB marcó el primer tanto con el delantero Dante Vanzeir (30) y el último, con un penalti anotado por Emil Forsberg (90+7).

La conexión entre el argentino Messi y su amigo uruguayo Luis Suárez, excompañeros en el Barcelona, hizo sufrir un suplicio a la defensa visitante. Los dos lideran ahora la tabla de goleadores de la MLS con 10 goles cada uno.

“La sociedad de él (Messi) y Luis (Suárez) en el segundo tiempo funcionó muy bien, como en viejas épocas (…) Fueron muy influyentes en el juego”, celebró su entrenador, Gerardo ‘Tata’ Martino, en la rueda de prensa pospartido. 

El partido empezó con un Inter Miami incómodo, incapaz de superar la presión de los visitantes. La pelota circulaba de una banda a otra, pero lo hacía sin velocidad y demasiado lejos de las porterías.

Messi apenas intervenía en el juego desde la banda derecha. Delante, Suárez tiraba desmarques y se fajaba con los centrales contrarios, en busca de una ocasión.

El encuentro estaba así, con un Inter que dominaba la posesión sin ocasiones claras, cuando los visitantes armaron un buen contragolpe que acabó en gol.

El interior sueco Forsberg regateó a un rival y encontró en profundidad al venezolano Wikelman Carmona, que lanzó un potente disparo al palo. Vanzeir estuvo atento y remató el rechace a la red.

El gol despertó al Inter. Messi tuvo una buena ocasión tras una galopada por el centro, pero un defensa se interpuso para desviar su disparo. Y poco después, el hondureño David Ruiz no supo resolver un uno contra uno ante el portero rival tras una buena pared con Suárez.

“Creo que había una cuestión de animarse, de correr el riesgo de meter la pelota en lugares difíciles”, dijo Martino sobre la mala primera parte de su equipo. 

– Una remontada espectacular –

El segundo tiempo empezó con otro Inter Miami. Rojas, que acababa de sustituir a Ruiz, marcó en una de sus primeras intervenciones como jugador del club floridano tras su fichaje la semana pasada. Lo hizo con un potente disparo desde la frontal tras regatear a dos rivales.

El New York RB aún andaba grogui cuando Suárez encontró en el área a Messi, que batió fácilmente al portero.

Cinco minutos y el Inter ya le había dado la vuelta al partido. Messi entraba cada vez más en juego, siempre una buena noticia para su equipo, y Rojas estaba decidido a seguir la fiesta.

El paraguayo pasó la pelota a Messi, tiró un desmarque y recibió un lujo de pase filtrado de la estrella argentina para marcar su segundo tanto.

La Pulga ya hacía lo que quería en la cancha al igual que Suárez. En una jugada por la derecha, el capitán argentino paró el tiempo y puso un centro entre dos contrarios a al uruguayo, que remató a la red de tijera. 

El festival siguió adelante. Messi regateó a un rival en el centro del campo, aceleró y dejó a Suárez sólo en el área tras una pared, para el segundo gol del delantero uruguayo a pase del rosarino.

El tercero llegaría poco después de otra buena jugada entre los viejos cómplices del Barça. 

Messi terminó el partido con cinco asistencias y un gol, una nueva exhibición del ocho veces Balón de Oro ante un público que lo idolatra.   

El penalti anotado por Forsberg en el último minuto fue anecdótico y no deslució una gran actuación del Inter en su estadio de Fort Lauderdale.

gma/cl

© Agence France-Presse

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles