27.1 C
New York
viernes, julio 12, 2024

Buy now

El bolero, la banda sonora del amor que defienden Cuba y México

A sus 82 años, la cubana Migdalia Hechavarría se emociona al conocer que el bolero, al que ha dedicado su carrera artística de más de seis décadas, ha sido reconocido este martes como patrimonio inmaterial de la humanidad, y lo celebra cantando «Me faltabas tú», su favorito.

«Migdalia no va a cantar otra cosa. Lo canto a capela, lo canto con una tumba (tambor), pero siempre mi bolero», porque «es la música que te hace vivir», comenta a la AFP en su casa de La Habana.

Con un vozarrón que estremece, esta cubana ha llevado durante más de 60 años el bolero «a todos lados», Colombia, México, España… Y ha compartido escenario con estrellas del género como Omara Portuondo, y los ya fallecidos Celia Cruz, Elena Burke, César Portillo e Ignacio Villa (Bola de Nieve).

«El bolero es un sentimiento, es una cosa suave, dulce, para que la gente disfrute, para que el que se quiera enamorar se enamore, el que se quiera dar un beso, se lo dé», añade Hechavarría, que canta hace 25 años en el Gato Tuerto, baluarte del bolero en la capital cubana.

En la isla del son y la rumba, también se respira bolero, y un ejército de cantantes callejeros se encarga de que la magia de este género perdure. 

AFP
Cantantes de bolero cubanos en el malecón de La Habana, el 4 de diciembre de 2023.

El percusionista Pedro Luis Carrillo (52) lleva 30 años cantando boleros en la costanera del malecón habanero y no deja de sorprenderse por los «sentimientos y las emociones» que despierta esta «música maravillosa» entre los turistas extranjeros.

– Cubano y mexicano –

El bolero nació en Santiago de Cuba (sureste) a finales del siglo XIX, con «Tristeza» de Pepe Sánchez, y luego se extendió por todo México. 

La candidatura como patrimonio inmaterial de la humanidad fue presentada conjuntamente por Cuba y México ante la Unesco como «identidad, emoción y poesía hechas canción», lo que supone «un elemento indispensable de la canción sentimental de América Latina».

En un bar popular de Ciudad de México, José Antonio Ferrari, de 72 años y medio siglo cantando boleros, interpreta «Sabor a mí».

AFP
Trío mexicano de boleros canta en un bar de la Ciudad de México, el 4 de diciembre de 2023.

«El bolero es la banda sonora que mueve las sensaciones y las fibras más íntimas del ser humano», dice a la AFP este requintista que aprendió a tocar de oído.

En 1932 Consuelo Velázquez, conocida popularmente como Consuelito, lanzó «Bésame mucho», el más internacional de los boleros que interpretaron Nat King Cole, Frank Sinatra y los Beatles, entre otros.

El cine de oro mexicano también fue clave en la difusión del género, con interpretaciones del legendario Pedro Infante o el compositor y poeta Agustín Lara, uno de los preferidos de Hechavarría.

AFP
Migdalia Hechavarria, cantante cubana, que ha interpretado boleros por más de 60 años, es entrevistada por AFP en su casa de La Habana, el 4 de diciembre de 2023.

Boleristas cubanos como Benny Moré («El bárbaro del ritmo») o Rita Montaner («La única»), hicieron carrera en México y Tríos como los Panchos, los Tres Ases, los Tres Diamantes, los Tres Reyes, entre muchos otros, dieron brillo al género en ese país y fuera de sus fronteras.

– «Mientras exista el amor» –

El mexicano José José, conocido como la voz romántica de México, encarnó en 1988 a Álvaro Carrillo, autor de «Sabor a mí», en una película del mismo nombre, y su compatriota y compositor Armando Manzanero fue fundamental en los álbumes de bolero que le valieron al popular cantante Luis Miguel dos premios Grammy.

Para el bolerista cubano Leo Vera (57), el reconocimiento de la Unesco llega en un «momento preciso» para que este género, que «es magia» y «amor», «vuelva a ponerse» de moda, en una isla donde hay pocos locales para escucharlo y bailar a su ritmo.

AFP
Cantante mexicano de boleros Cuitlahuac Díaz toca su guitarra en un bar de la Ciudad de México, el 4 de diciembre de 2023.

Cuba organiza desde 1987 el Festival Boleros de Oro para potenciar el género. En 2001, casi 600 boleristas cubanos y del extranjero cantaron clásicos como «Contigo en la distancia», «Dos gardenias» o «Solamente una vez» en el Gato Tuerto durante 76 horas ininterrumpidas, lo que pasó a ser «El bolero más largo del mundo».

Ferrari observa que, al igual que en Cuba, la mayoría de los músicos que cantan boleros superan los 60 años y ahora compiten con otros géneros musicales en boga por el espacio de bares y cantinas. 

No obstante, confía en que «mientras exista el amor y el desamor, van a existir cosas bonitas como el bolero».

rd-sem/lp/axm/dga

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles