30.9 C
New York
miércoles, julio 17, 2024

Buy now

Alerta máxima por inundaciones en una ciudad de Iowa

Clay, Iowa.- Los habitantes de Spencer se encuentran en alerta máxima debido a las fuertes tormentas que azotaron la región, dejando tras de sí severas inundaciones. 

Equipos de rescate se vieron obligados a asistir a las familias atrapadas en sus hogares, mientras cientos de personas fueron evacuadas, en una situación descrita por funcionarios de la ciudad como histórica.

El río Little Sioux en Spencer, situado a unas 190 millas de Des Moines, desbordó sus aguas como consecuencia de las intensas tormentas, convirtiendo las calles en auténticos ríos. Los rescatistas del Cuerpo de Bomberos de la ciudad se vieron obligados a emplear lanchas para desplazarse en busca de personas atrapadas en sus hogares.

Las autoridades locales informaron en una conferencia de prensa este domingo que el sistema de alcantarillado se encuentra inoperativo debido a la contingencia. Además, se reportaron cortes de energía eléctrica. Se procedió a evacuar a cientos de familias hacia albergues habilitados en distintos puntos de Spencer.

Ante esta situación de emergencia, se cerraron todas las carreteras hacia Spencer debido al aumento de las aguas provenientes de los ríos Little Sioux y Ocheyedan, según informaciones difundidas en redes sociales.

El alcalde de Spencer, Steve Bomgaars, junto a otros funcionarios de la ciudad, calificaron la situación como una «catastrófica inundación» durante una conferencia de prensa el domingo 23 de junio. Bomgaars manifestó que el nivel de inundación superó ampliamente las previsiones iniciales, lo que llevó a una movilización sin precedentes de todos los equipos de emergencia.

Te puede interesar: Pareja de Pensilvania se ahoga mientras vacacionaba con sus hijos

Además, se solicitó a la población que permanezca en sus hogares y evite consumir agua de la red debido a posibles contaminaciones. Spencer Municipal Utilities trabajó arduamente para restablecer el servicio eléctrico en la comunidad, aunque aún persisten áreas sin servicio.

Respecto al suministro de agua, se informó que es seguro para el consumo en la mayoría de las zonas, salvo en partes del sureste de Spencer donde se suspendió temporalmente.

La intervención de la Guardia Nacional se hizo presente para brindar apoyo en la situación. La gobernadora Kim Reynolds declaró el Condado de Clay como área de desastre, lo que traerá consigo medidas adicionales para la recuperación.

En medio de la crisis, el director de obras públicas de la ciudad, Mark White, mencionó que se han iniciado evaluaciones de daños en la infraestructura para priorizar reparaciones una vez la situación permita el acceso seguro.

A pesar de la magnitud del desastre, el alcalde Bomgaars resaltó la unidad y solidaridad de la comunidad en momentos críticos, alentando la colaboración en los esfuerzos de recuperación. La Cámara de Comercio de Spencer habilitó un canal de donaciones para aquellos interesados en contribuir a las labores de reconstrucción.

A medida que la situación evoluciona y las aguas comienzan a retroceder, se espera que las labores de rescate den paso a la fase de recuperación en Spencer. Las autoridades hacen un llamado a la prudencia y la cooperación de todos los ciudadanos en esta etapa de reconstrucción.

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles