14 C
New York
viernes, abril 12, 2024

Buy now

Prometedor debut de uruguayo Nacional en el Grupo H de la Libertadores

Nacional de Uruguay inició de muy buena manera su participación en la edición 2024 de la Copa Libertadores, superando claramente 2-0 este miércoles en Montevideo a Libertad de Paraguay en el estreno de ambos en el Grupo H del mayor torneo continental.

Los goles fueron marcados por Leandro Lozano, a los 32, y Ruben Bentancourt, a los 62. 

Con este resultado, Nacional y River Plate de Argentina encabezan su grupo con tres puntos e igual cantidad de goles a favor y en contra, dejando a Libertad y al venezolano Deportivo Táchira sin unidades.

– Actitud de dueño de casa –

Como era previsible, Nacional intentó desde el comienzo imponer su localía, y tuvo ya en el minuto 3 su primera ocasión clara de gol, cuando tras una jugada por la derecha del ataque el centrodelantero Ruben Bentancourt elevó el balón por encima del travesaño.

El equipo dirigido por Álvaro Recoba ahogaba a los paraguayos y manejaba bien la pelota, distribuida con criterio por su armador y capitán Mauricio Pereyra.

Libertad tenía de todas maneras con qué ofender a los locales, con un medio campo sólido y atacantes veloces. Desde los 10, la visita logró equilibrar las acciones y bajarle el ritmo al tricolor uruguayo.

Hubo que esperar a los 28 para que Nacional llegara nuevamente con peligro al arco del equipo habitualmente albiverde, vestido de fucsia en la otoñal noche montevideana: pared a la entrada del área entre Lozano y Antonio Galeano y definición forzada y fallida de Gonzalo Carneiro.

La clave para Nacional estaba por derecha, con la dupla Lozano-Galeano juntándose, desbordando y repartiendo juego. 

Así se gestó el primer gol local, con una buena combinación iniciada por Lozano por la diestra que culminó el propio lateral al tomar en  el centro del área un buscapié disparado por el argentino-paraguayo Gabriel Báez.

A los 33, a punto estuvo Lozano de aumentar su cuenta, pero desvió apenas su remate. Desde entonces, y hasta el final del primer tiempo, Nacional justificó su ventaja.

– Prometedor –

Los tricolores no perdieron intensidad tras el descanso. El segundo casi cae a los 48, por intermedio de Pereyra. No pudo ser.

Lozano-Galeano seguían haciendo de las suyas por derecha, mientras Franco Romero lanzaba precisos pelotazos desde la defensa para laterales y delanteros y Pereyra destacaba por su habilidad.

A los 59 el capitán tricolor cruzó la pelota de manera soberbia hacia Bentancourt, que desperdició su ocasión.

El centrodelantero no falló tres minutos después, culminando de cabeza una gran jugada iniciada por Pereyra. 

El 2-0 era merecido. 

El juvenil Jeremía Recoba, hijo del DT, estrelló a los 80 en un palo un tiro que podría haber significado el 3-0.Y a los 86 fue el recién ingresado paraguayo Federico Santander el que se lo perdió para los locales.

Romero salvó luego a su arco de un injusto descuento visitante, cuando el arquero panameño Luis Mejía ya estaba vencido, y Santander volvió a perderse el tercero ya en tiempo de descuentos.

Jugando como para golear, Nacional inició con buen pie el mayor torneo continental, haciendo olvidar la mediocre impresión dejada ante el modesto equipo boliviano de Always Ready, al que apenas pudo derrotar por penales en la fase clasificatoria.

dg/gfe

© Agence France-Presse

spot_img
spot_img

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles