11.1 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Buy now

Los Chiefs tumban a Baltimore y defenderán su título de la NFL en el Super Bowl

De la mano de los estelares Patrick Mahomes y Travis Kelce, los Kansas City Chiefs vencieron el domingo 17-10 en la cancha de los Baltimore Ravens y clasificaron a su cuarto Super Bowl de las últimas cinco temporadas.

Los vigentes campeones de la liga de football americano (NFL) tendrán como rival a los San Francisco 49ers o los Detroit Lions, que se enfrentaban el domingo en la final de la Conferencia Nacional.

Alentados en la grada por la cantante Taylor Swift, pareja de Kelce, los Chiefs fueron muy superiores a los Ravens en la final de la Conferencia Americana con otra actuación magistral de Mahomes, que se impuso en el duelo de ‘quartebacks’ MVP a Lamar Jackson.

Baltimore, el mejor equipo de la temporada regular, partía como teórico favorito frente a su público para clasificar al primer Super Bowl desde su victoria en la campaña de 2012.

Jackson, que probablemente obtendrá este curso su segundo premio MVP, terminó con 272 yardas y un touchdown de pase y 54 yardas de carrera, cifras insuficientes para tumbar a Mahomes, que dominó el ritmo del partido y registró 241 yardas y un touchdown de pase.

En el Super Bowl del 11 de febrero en Las Vegas (Nevada), los Chiefs intentarán ser la primera franquicia en revalidar el título desde que lo hicieron los New England Patriots de Brady entre las temporadas 2003 y 2004.

«Dios nos puso muchas adversidades en el camino este año y aceptamos el reto», dijo Mahomes sobre un irregular curso en el que Kansas City acabó tercero en la fase regular de la Nacional.

«No hemos sido favoritos en los últimos partidos pero nunca nos sentimos inferiores. Tenemos muchos chicos en este equipo que saben cómo ganar», recalcó. «Ahora estamos en el Super Bowl y el trabajo no está terminado».

A sus 28 años, Mahomes está lanzado a la conquista de su tercer anillo y seguir en la carrera de los récords de Tom Brady, retirado en 2023 con siete trofeos en su vitrina.

– La frustración de Jackson –

El experimentado técnico Andy Reid, otra de las piezas clave de la dinastía de Kansas City, consiguió que su equipo se impusiera también en el aspecto defensivo, que esta campaña había sido el gran arma de los Ravens.

Mientras Kansas City lograba contener la temible carrera de Lamar Jackson, Baltimore fue incapaz de desarticular la ya histórica conexión entre Mahomes y Kelce, la pareja de ‘quarterback’ y receptor que más touchdowns han logrado en toda la historia de los playoffs.

Kelce, de 34 años, sumó 116 yardas terrestres y un touchdown y batió el récord de recepciones en playoffs que poseía hasta ahora Jerry Rice con 151.

AFP
La cantante Taylor Swift (centro) apoya a los Kansas City Chiefs en la grada del partido del domingo ante los Baltimore Ravens.

La atmósfera creada por los 70.000 aficionados del M&T Bank Stadium trató de intimidar desde el principio a los Chiefs pero el equipo de Mahomes ha demostrado en estos playoffs que también sabe ganar lejos de casa.

El mariscal de campo marcó el camino desde la primera serie ofensiva de diez jugadas y 86 yardas culminada con un touchdown de Kelce que hizo saltar de alegría a Taylor Swift en el palco.

Baltimore respondió con la mejor acción del partido de Jackson, que se escabulló de las manos de un defensor y lanzó un fabuloso pase de 30 yardas para que Zay Flowers igualara el marcador.

Mahomes volvió entonces a la cancha para guiar a los Chiefs a otro touchdown en su segunda serie, que fue anotado por el ‘running back’ de origen puertorriqueño Isiah Pacheco con una carrera de 2 yardas.

Kansas City maniató después en defensa a Jackson y amplió la ventaja a 17-7 con un gol de campo de 52 yardas de Harrison Butker a un segundo del descanso.

Jackson, que siempre es una formidable amenaza por la vía aérea y terrestre, seguía sin encontrar rendijas en el muro defensivo de los Chiefs.

Baltimore perdió su mejor oportunidad con un dramático ‘fumble’ (balón suelto) de Zay Flowers a una yarda de la zona de anotación en el inicio del último cuarto.

Una intercepción posterior de Deon Bush a Jackson llevó al ‘quarterback’ a lanzar su casco al suelo de pura frustración.

Baltimore anotó un gol de campo a dos minutos del final pero ya no pudo recortar más terreno a los vigentes campeones, que ahora podrían volver a chocar con los poderosos 49ers después del Super Bowl que les ganaron cuatro años atrás.

gbv/cl

© Agence France-Presse

spot_img
spot_img

Más del autor

spot_img

Latest Articles