27.6 C
New York
viernes, mayo 24, 2024

Buy now

Funcionarios penitenciarios de Kentucky sentenciados por agredir a reclusos federales

Dos ex funcionarios penitenciarios de la Oficina Federal de Prisiones (BOP), Samuel J. Patrick, de 41 años, y Clinton L. Pauley, de 42, fueron sentenciados hoy a 36 meses de prisión seguidos de un año de libertad supervisada y 40 meses de prisión seguidos de un año de libertad supervisada, respectivamente, por su papel en las agresiones a reclusos recluidos en la penitenciaría estadounidense Big Sandy. Patrick y Pauley se declararon culpables y testificaron contra un tercer coacusado en el juicio a principios de este año. 

“Como lo demuestran las condenas de hoy, el Departamento de Justicia responsabilizará a los empleados de la BOP que abusan de su posición de autoridad y a aquellos que se encuentran bajo su custodia”, dijo la Fiscal General Adjunta Lisa O. Monaco. “No cejaremos en nuestros esfuerzos continuos para erradicar el abuso y la mala conducta en la Oficina de Prisiones, para que pueda cumplir su misión de cuidar de manera segura y humana a los adultos bajo su custodia y al mismo tiempo prepararlos para reinsertarse en la sociedad”.

“Patrick y Pauley participaron en actos atroces de violencia contra los reclusos bajo su custodia y cuidado, y luego intentaron encubrir sus crímenes”, dijo el inspector general Michael E. Horowitz del Departamento de Justicia. “La sentencia de hoy demuestra que no se tolerará la agresión a los reclusos y que los perpetradores tendrán que rendir cuentas”.

Según documentos judiciales y pruebas presentadas en el juicio, Patrick y Pauley utilizaron ilegalmente la fuerza para castigar a dos reclusos alojados en Big Sandy. El 30 de marzo de 2021, los agentes agredieron a un recluso rociándole gas pimienta en la cara y pateándole en la cabeza y la parte superior del cuerpo. 

Los testigos, incluidos los que agredieron a los reclusos, testificaron que el recluso no era una amenaza y se mostró dócil, y que fue agredido por caminar demasiado lento hacia su celda, y no por ningún propósito penitenciario legítimo. El 29 de abril de 2021, los agentes agredieron a un segundo recluso dándole un codazo en la cabeza y un puñetazo en el cuerpo. La víctima de esa agresión había solicitado protección a otros reclusos. 

Cuando la víctima, que es blanca, reveló que solía afiliarse a pandillas negras, Patrick se refirió a él como un “traidor a la raza”, después de lo cual Patrick y Pauley lo golpearon repetidamente en la cabeza y el cuerpo. Además de los incidentes anteriores, Pauley admitió además que agredió a un tercer recluso federal durante un encuentro no relacionado el 26 de marzo de 2021.

Tanto el 30 de marzo como el 29 de abril de 2021, el coacusado de Patrick y Pauley, el teniente Kevin C. Pearce, de 39 años, estuvo presente y vio a sus oficiales de menor rango usando la fuerza por ira. Posteriormente, Pearce los ayudó a tratar de encubrir lo sucedido escribiendo informes falsos, respaldando sus historias de encubrimiento y presionando a los oficiales subordinados para que se unieran a los encubrimientos. Pearce fue declarado culpable en el juicio de redactar informes falsos que encubrían las agresiones. Su sentencia está programada para el 5 de diciembre.

BOP está comprometido a erradicar la mala conducta dentro de sus filas y trabajar con socios encargados de hacer cumplir la ley para procesar las violaciones de la ley federal. Los numerosos empleados de la BOP que trabajan diligentemente para garantizar justicia para las víctimas de mala conducta son fundamentales para los esfuerzos de reforma del Departamento.

From Justice Goverment.

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles