14 C
New York
viernes, abril 12, 2024

Buy now

Florida podrá votar en noviembre sobre enmienda para ampliar plazo legal de aborto

Los habitantes de Florida, en el sureste de Estados Unidos, podrán elegir en los comicios de noviembre si amplían o no el plazo legal para abortar, después de que la Corte Suprema estatal permitiera este lunes la celebración de un referéndum sobre este asunto. 

En otra decisión, el alto tribunal permitió sin embargo la entrada en vigor de la prohibición de abortar después de seis semanas de gestación, al considerar que unas normas locales sobre privacidad no afectaban a la interrupción voluntaria del embarazo. 

Estas dos medidas dejan en manos de los votantes el futuro del aborto en Florida, casi dos años después de que la Corte Suprema estadounidense anulara el fallo «Roe v. Wade», que garantizaba a nivel federal el derecho a la interrupción del embarazo. 

En los comicios de noviembre, los floridanos podrán votar si incluyen o no en su Constitución una enmienda que asegura que «ninguna ley prohibirá, penalizará, retrasará o restringirá el aborto antes de la viabilidad», que se sitúa a menudo en torno a las 24 semanas de gestación. 

Para que el texto entre en vigor, deberá contar con un 60% de votos a favor. 

El gobernador del estado, el republicano Ron DeSantis, impulsó dos leyes para rebajar el plazo legal del aborto en Florida: primero de 24 a 15 semanas de embarazo y luego hasta las seis semanas, sin excepciones por violación ni incesto. 

«El gobierno no debe interferir en las decisiones médicas personales que deberían tomarse entre los floridanos y sus médicos», declaró Lauren Brenzel, la directora de la campaña por llevar la enmienda a votación, tras conocer la decisión de la Corte Suprema estatal. 

Esta iniciativa, promovida por un grupo de asociaciones bajo el nombre Floridanos Protegiendo la Libertad, logró cerca de un millón de firmas para llevar el texto legal a las próximas elecciones. 

Pero la fiscal general de Florida intentó que la Corte Suprema invalidara la propuesta alegando, entre otras cosas, que la palabra «viabilidad» no era bastante clara. Un argumento rechazado este lunes por el alto tribunal. 

– Una batalla política –

El aborto se ha convertido en un importante tema de campaña a pocos meses de las elecciones de noviembre, en las que se espera la revancha entre el presidente demócrata Joe Biden y el exmandatario republicano Donald Trump. 

Los demócratas esperan que la inclusión de este asunto en la papeleta aumente la participación de sus votantes en Florida, donde Trump ganó en 2016 y en 2020, así como en otros estados. 

Biden es un católico devoto, pero apoya el acceso al aborto, y su partido señala a menudo que la mayoría de los estadounidenses se oponen a una prohibición federal, según las encuestas. 

La formación del presidente recuerda además que la Corte Suprema estadounidense pudo anular «Roe v. Wade» gracias a la mayoría conservadora que apuntaló Trump al elegir a tres de sus nueve miembros. 

Desde esa decisión del alto tribunal, unos 20 estados del país han prohibido o restringido la interrupción voluntaria del embarazo.

En estados conservadores como Kansas y Kentucky, los votantes rechazaron en 2022 iniciativas electorales para prohibir totalmente el aborto. 

Y los votantes de Ohio aprobaron el año pasado una enmienda constitucional que garantiza el acceso a esa práctica. 

Además de Florida, estados como Arizona, Arkansas, Colorado, Maryland, Misuri, Montana, Nebraska, Nevada, Nueva York y Dakota del Sur también estudian la inclusión de enmiendas sobre el aborto para las próximas elecciones. 

gma/nn/atm

© Agence France-Presse

spot_img
spot_img

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles