9 C
New York
jueves, abril 18, 2024

Buy now

Eriksson cumple su «sueño» de dirigir al Liverpool en Anfield

El exseleccionador de Inglaterra, el sueco Sven-Goran Eriksson, que padece un cáncer en avanzado estado, cumplió su «sueño» de entrenar al Liverpool en un partido benéfico disputado este sábado en el estadio de Anfield.

El sueco de 76 años, pisó sonriente el césped de Anfield, lleno de aficionados que levantaron las bufandas rojas para entonar el himno «You’ll Never Walk Alone» antes del pitido inicial. 

Después, Eriksson se sentó junto a los exjugadores ‘Reds’ Ian Rush, John Barnes y John Aldrige para dirigir a un equipo de «leyendas» del club formado entre otros por Fernando Torres o Steven Gerrard, que se enfrentó a una selección de viejas glorias del Ajax.

«Es un sueño», comentó el viernes, en una rueda de prensa previa al partido. «Cuando era entrenador, siempre soñé con entrenar al Liverpool pero nunca ocurrió. Estuvo cerca una vez, hubo conversaciones hace varios años, pero nunca ocurrió… ¡Hasta ahora!», declaró.

Eriksson reveló en enero que tenía «un año en el mejor de los casos» de esperanza de vida tras serle diagnosticado un cáncer de páncreas. En ese momento, manifestó su amor por el Liverpool y la espina clavada de no haber podido entrenar nunca al club ‘Red’.

AFP
El exjugador español Fernando Torres durante el partido de leyendas entre Liverpool y Ajax el 23 de marzo de 2024 en Liverpool

El Liverpool reaccionó a las palabras del exseleccionador de Inglaterra, que alcanzó los cuartos de final del Mundial en 2002 y 2006, y le propuso formar parte del ‘staff’ durante este partido benéfico en honor a la fundación del club.

«Cuando me lo preguntaron, pensé que era una broma. Dije ‘por supuesto’ y además es por un fin caritativo, lo que hace esta experiencia todavía más bonita», añadió el viernes.

Pese a empezar perdiendo 0-2, el Liverpool acabó imponiéndose con goles de Grégory Vignal, Djibril Cissé, Nabil El Zhar y Fernando Torres, todos anotados ante el famoso fondo ‘The Kop’ de Anfield.

El partido se jugó con 59.650 personas en las gradas, todo un récord para ese tipo de eventos en Liverpool, según el club.

jta/dam/pm

© Agence France-Presse

spot_img
spot_img

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles