12.7 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Buy now

El James Webb alcanza un nuevo hito

Un grupo internacional de astrónomos ha descubierto miles de objetos estelares jóvenes (YSO, por sus siglas en inglés) en el interior de la galaxia espiral M33, situada en la constelación del Triángulo, a 2,7 millones de años luz de distancia de la Tierra.

Los YSO son estrellas en sus primeras fases de evolución. En este caso, podrían ser consideradas como protoestrellas que todavía están despejando masa de sus nubes moleculares gigantes (GMC). Se convertirán en estrellas una vez que inicien la fase de fusión de sus núcleos (secuencia principal), lo que ocurrirá en aproximadamente 500 millones de años. Esta estimación depende en gran medida de la masa que posean.

La formación de estrellas es un proceso fundamental en la evolución de las galaxias. Sin embargo, es difícil de identificar, incluso en la Vía Láctea. Esto se debe a que la ‘nube natal’ oculta a las estrellas recién nacidas, por lo que estas no pueden ser detectadas en la luz visible.

La investigación, publicada en el servicio de preimpresión arXiv, utilizó datos del telescopio espacial Spitzer para detectar los YSO en M33. Spitzer es un telescopio infrarrojo, que puede observar objetos que están ocultos a la luz visible.

Los astrónomos utilizaron dos métodos para detectar los YSO:

  • Emisión de radiación infrarroja: las YSO emiten radiación infrarroja porque están calientes.
  • Chorros de polvo y gas: las YSO expulsan chorros de polvo y gas con radiación electromagnética.

Los astrónomos encontraron que M33 alberga un gran número de YSO. De hecho, estiman que hay más de 10.000 YSO en la galaxia. Este descubrimiento es importante porque proporciona información sobre la formación de estrellas en las galaxias espirales.

spot_img
spot_img

Más del autor

spot_img

Latest Articles