17.7 C
New York
martes, abril 16, 2024

Buy now

Al menos 40 muertos en ataque en sala de conciertos de Moscú reivindicado por grupo EI

Al menos 40 personas murieron y más de cien resultaron heridas el viernes en un ataque seguido de un incendio en una sala de conciertos de un suburbio de Moscú, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico.

«El balance provisorio del atentado terrorista perpetrado en el complejo Crocus City Hall es actualmente de 40 muertos y de más de cien heridos», indicaron las fuerzas de seguridad (FSB).

Unidades especiales de la Guardia Nacional rusa [Rosgvardia] operan en el sitio del ataque y están «buscando» a sus autores, añadió este organismo en la mensajería Telegram. 

La cancillería rusa atribuyó a «un sangriento atentado terrorista» la tragedia, que se produjo en un auditorio de Krasnogorsk, un suburbio en el límite noroeste de la capital rusa.

El grupo Estado Islámico, que ya atacó Rusia en varias ocasiones, reivindicó el asalto e informó en Telegram que sus combatientes «atacaron una gran concentración (…) en las afueras de la capital rusa».

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, anunció la anulación de «todos los eventos deportivos, culturales» y de carácter público durante el fin de semana.

Una periodista de la AFP vio el edificio de la sala de conciertos en llamas y una humareda negra que se desprendía del techo. 

Alexéi, un productor de música que se encontraba en los camerinos en el momento del asalto, contó a la AFP que «justo antes del inicio» del ataque, escuchó «ráfagas de ametralladoras y el terrible grito de una mujer. Y luego muchos gritos». 

Según un reportero de la agencia rusa Ria Novosti, personas con uniformes de camuflaje irrumpieron en la sala y abrieron fuego antes de lanzar «una granada o una bomba incendiaria, provocando un incendio».

«Las personas que estaban en la sala se echaron al suelo para protegerse de los disparos durante 15 o 20 minutos» y muchos lograron «salir a rastras», señaló. 

– «Terrible» tiroteo –

Los servicios de rescate dieron parte de un «grupo de dos a cinco personas no identificadas, con uniformes de combate y armas automáticas», que «abrieron fuego contra los agentes de seguridad en la entrada de la sala de conciertos», antes de «empezar a disparar contra el público».

Según el Ministerio ruso de Situaciones de Emergencia, los bomberos lograron evacuar a un centenar de personas que se encontraban en el sótano. 

También hay operaciones en curso para «salvar a personas que se encuentran en el techo del edificio», detalló.

El asalto se produjo antes de un concierto del grupo de rock ruso Piknik, cuyos miembros fueron evacuados, según la agencia TASS. 

AFP
Los bomberos combaten el incendio del local Crocus City Hall desatado tras el mortífero ataque en Krasnogorsk, afueras de Moscú, el 22 de marzo de 2024

El presidente ruso, Vladimir Putin, está siendo informado del ataque en tiempo real, indicó su portavoz, Dmitri Peskov. 

Las cadenas de actualidad Baza y Mash, cercanas a las fuerzas de seguridad, publicaron en Telegram videos en los que se ve al menos dos hombres armados que avanzan por el vestíbulo del complejo. En distintas secuencias, se ven cadáveres y grupos de personas que se precipitan hacia la salida.

Otras imágenes muestran a espectadores escondiéndose detrás de las butacas o evacuando la sala.

Estados Unidos transmitió su pésame a las víctimas del «terrible» tiroteo. «Las imágenes son simplemente horribles y duras de ver», declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

La Unión Europea se dijo «conmocionada y consternada» por la matanza e indicó que «condena todos los ataques contra civiles», indicó su portavoz, Peter Stano. Francia, Italia y España condenaron también la agresión.

– Ucrania niega cualquier implicación –

Ucrania, confrontada desde 2022 a una intervención militar rusa, aseguró que no tenía «absolutamente nada que ver» con el ataque.

La «Legión de la Libertad de Rusia», un grupo de combatientes rusos antigubernamentales basado en Ucrania, negó también cualquier implicación.

En los últimos días, ese grupo ha realizado incursiones armadas en regiones fronterizas rusas, que fueron también blanco de bombardeos.

Los servicios de inteligencia militar ucranianos acusaron por su parte al propio Kremlin y sus servicios especiales de estar detrás de la agresión. 

El «objetivo es justificar bombardeos aún más potentes contra Ucrania y una movilización total en Rusia», aseguraron.

El expresidente ruso Dmitri Medvédev, número dos del Consejo de Seguridad, amenazó con «destruir» a los dirigentes ucranianos si se demuestra que están implicados en el letal ataque.

Hace dos semanas, la embajada de Estados Unidos en Rusia había advertido a sus ciudadanos de planes «inminentes» de «extremistas» para «atentar contra grandes concentraciones en Moscú, incluidos conciertos».

Rusia ya ha sido blanco de numerosos ataques, cometidos por grupos islamistas, y de tiroteos sin motivos políticos o atribuidos a desequilibrados.

En 2002, un grupo de combatientes chechenos tomó a 912 personas como rehenes en el teatro moscovita de Dubrovka para pedir el repliegue de las tropas rusas de Chechenia.

Esa toma de rehenes se saldó con una intervención de las fuerzas especiales y la muerte de 130 personas, casi todas asfixiadas por el gas usado por los militares.

bur/lpt/sag/js/mel

© Agence France-Presse

spot_img
spot_img

Más del autor

spot_img
spot_img

Latest Articles