California.- Aaron Heitke, jefe de la Patrulla Fronteriza de San Diego compartió en su cuenta de Twitter imágenes del momento en que un traficante de personas arroja a un infante de dos años desde la parte superior del muro fronterizo con México.

El agente detalló que la grabación se realizó el pasado 11 de abril cuando el joven fue subido en la parte superior del muro, a unos 5.5 metros de altura par luego soltarlo hacia los brazos de su padre. “Este evento pudo haber tenido un final catastrófico“, condenó el oficial, tras aclarar que por fortuna el menor no resultó herido.

En estos momentos, la frontera sur atraviesa una gran crisis migratoria, que de acuerdo a Fox News, muchos niños se encuentran siendo abandonados o arrojados por traficantes. Solo en marzo de este año, más de 172.000 inmigrantes, incluido un número récord de menores no acompañados, fueron interceptados en territorio estadounidense.

Muchos de estos migrantes ilegales son liberados, siguiendo las nuevas disposiciones de la Administración Biden, pero los niños no acompañados permanecen en albergues. De acuerdo con oficiales de la Patrulla Fronteriza, los ‘coyotes’ arrojan a los menores en un área determinada para distraer a los agentes mientras los adultos se cuelan por otra parte.