BRASIL.- Una mujer llevó a un anciano muerto en una silla de ruedas hasta un banco para poder retirar el dinero de su pensión. Estos hechos ocurrieron a principios de octubre en la ciudad de Campinas, Sao Paulo.

Según recoge el medio G1, antes de ir a la sucursal bancaria del ‘Banco do Brasil’, la mujer informó al banco de que había perdido la contraseña bancaria de su “compañero”, un viudo de 92 años de edad. La entidad le indicó entonces que era necesario que el hombre se presentase en la sucursal. 

Tras la petición, la mujer llevó al hombre muerto hasta la entidad y en un fracasado intento de agilizar los trámites, comentó que el anciano no se sentía bien. Para su sorpresa, los trabajadores llamaron a los bomberos y al llegar descubrieron no solo que el señor estaba muerto, sino que había fallecido hacía algunas horas. 

José Henrique Ventura, director del departamento de la Policía de Sao Paulo comentó que en el informe de la autopsia que el anciano murió 12 horas antes de ser trasladado hasta la sucursal.

“Dice que fue su compañera durante años, pero no tenía autorización para mover o alterar la cuenta“, comentó Ventura, quien añadió que se investigará cuáles eran las intenciones de la mujer.