INDIANA, EE.UU.- Una mujer en Indiana se declaró culpable de bañar a su nieta de cuatro años con agua hirvieron luego de haberse orinado en el sofá. Por este delito, la mujer cumplirá 12 años en prisión. Tras finalizar su tiempo en prisión, Gretta Feil, de 50 años de edad y residente en Lebanon, deberá completar cuatro años más en probatoria por 2 cargos de agresión agravada.

Estos hechos se reportaron en el pasado mes de abril, cuando la menor se encontraba al cuidado de Feil.

Heidi Jennings, fiscal de Víctimas Especiales del condado Boone, dijo: “las cicatrices físicas están sanando, y esperamos que esta sentencia hoy la ayude al proceso de sanación de las cicatrices emocionales”.

A finales del mes de abril, la abuela fue arrestada luego de que trabajadores de bienestar infantil detectaran las quemaduras de tercer grado en el rostro, cuero cabelludo y genitales de la pequeña.

A pesar de que la menor dijo que se había quemado en el baño, parientes indicaron a los uniformados que la niña fue golpeada con un rascador de espalda de maneras y luego la llevó para ducharse. La temperatura del agua en la que niña fue sometida alcanzaba los 132 grados. De permanecer demasiado tiempo bajo agua, la menor pudo haber muerto.

Feil, quien se declaró culpable en septiembre, en principio alegó que su nieta se había quemado con unas cremas y lociones que se colocó en la piel.