Tenn. Recientemente, los medios locales precisaron que desde un grupo que administra un refugio de Tennessee para jóvenes inmigrantes no acompañados demandó al estado.

Argumentaron que esto se dio por la decisión de suspender la licencia de la instalación. La cual surgió luego de que un empleado fuera arrestado luego de acusaciones de abuso.

Se informó que, a principios de este mes, el Departamento de Servicios para Niños suspendió la licencia de la organización sin fines de lucro. Mencionaron que esto se dio luego de las acusaciones de que había ocurrido abuso infantil y un adolescente se había escapado de las instalaciones.

Los medios precisaron que la suspensión se produjo en medio de la indignación entre algunos republicanos. Estos incluso han argumentado que el gobierno federal no ha sido transparente cuando se le presiona sobre los niños inmigrantes que se mueven por el estado.

Noticia recomendada: Clientes y empleados escaparon de un incendio en una tienda de Georgia

Cabe destacar que desde Baptiste Group presentó la demanda el martes en el Tribunal de la Cancillería del condado de Davidson. Desde la organización alegaron que el estado violó las protecciones del debido proceso al mismo tiempo que estaba motivado indebidamente por “prejuicios, prejuicios raciales y similares” con respecto a los niños migrantes alojados en las instalaciones.

Es importante reiterar que el departamento citó la acusación de abuso y otros problemas. Los cuales habían plagado al refugio durante el último mes como motivos de la suspensión.

Por su parte, un juez administrativo confirmó la suspensión en una audiencia cerrada a principios de este mes. Mientras que Baptiste Group afirmó que la autoridad se equivocó al mantener la suspensión y solicitó al tribunal que revoque el fallo.

Imagen ilustrativa. Fuente: Freepik.