España.- De acuerdo a medios locales, una audiencia en la provincia española de Pontevedra decidió retirarle a un padre la custodia de su hijo de 13 años de edad por permitirle jugar demasiadas horas el videojuego en línea ‘Fornite’ sabiendo que tenía problemas de adicción.

De acuerdo con la sentencia, la afición a los videojuegos del adolescente le había causado un bajo rendimiento académico, motivo por el cual debía restringírsele el uso de la consola. A pesar de que la madre le prohibía el pasatiempo entre semana, el padre lo dejaba dedicarse a ello a diario. Además, le había comprado complementos para que siguiera jugando y le había permitido abrir cuentas en Instagram y YouTube sin consultarlo con la madre.

La justicia determinó que el hombre había sido totalmente permisivo, descuidando sus obligaciones como progenitor y dejando en manos de la madre la responsabilidad de apoyar a su hijo.

Un informe psicológico con base en el comportamiento del adolescente concluyó que ‘Fortnite’ había provocado que tendiera al aislamiento y se desaconsejó el juego porque potencialmente podría desencadenar un “deterioro social, problemas conductuales y trastornos de ansiedad”.