NUEVA ZELANADA.- Según comunicaron medios locales, un trágico accidente doméstico se registró el viernes en una casa de los suburbios en la ciudad de Christchurch, donde un niño pequeño falleció poco después de ser encontrado dentro de una lavadora.

De edad prescolar, el niño logró meterse en el tambor del electrodoméstico antes de que alguien lo encendiera. El menor fue hospitalizado, pero los médicos no lograron salvar su vida.

Según el vocero de la Policía local, se está investigando las circunstancias de la muerte, si bien no creen que sea sospechosa de criminalidad.

Las fuerzas del orden instan a los padres a estar atentos con sus hijos para que estos trágicos hechos no se repitan. No inicien el ciclo de la lavadora sin antes comprobar el interior del mismo.