Canadá.- Según informa Vancouver Sun, un hombre fue aplastado el pasado 8 de septiembre por su propio auto en un servicio de AutoMc en la ciudad de Vancouver.

Tony Eyles, iba a pagar su pedido cuando dejó caer su tarjeta a través de la ventana de auto. En el momento en que intentó levantarla del suelo, el auto continuó addelante y lo presionó contra la pared del restaurante.

A pesar de que un equipo de emergencias acudió al lugar de los hechos e intentó reanimar a la víctima, pero el hombre falleció en la escena a causa de sus lesiones.

Entretanto, se abrió una cuenta en la plataforma de GoFundMe para ayudar a la esposa de Eyles y a sus dos hijos. En total, ya se ha recaudado más de 57.000 dólares.