ESPAÑA.- Un hombre fue dado por muerto, sin embargo, durante la autopsia descubrieron que seguía con vida. Gonzalo Montoya Jiménez, el cual se encontraba preso en el Centro Penitenciario de Asturias, en España, y fue encontrado inconsciente y sin signos de vida.

Si bien sucedió en 2018, en las últimas horas recobró relevancia luego de que se viralizara por su sorprendente desenlace.

Montoya, quien tenía 29 años de edad, fue declarado muerto por error y sacado de la cárcel en una bolsa para cadáveres para una autopsia. Además, la familia del hombre fue informada sobre su “fallecimiento”, como es parte del procedimiento que se lleva a cabo cuando muere un preso.

Sin embargo, mientras se practicaba el estudio, un patólogo escuchó ruidos “raros” que venían del recluso. Esto justo antes de que lo abrieran, el hombre comenzó a jadear, por lo que el médico debió alertar a las autoridades.

Según los agentes, el hombre fue llevado a la autopsia sin presencia policial, porque en ese momento se pensó que estaba muerto y se actuó de acuerdo con los protocolos. Montoya fue trasladado a un hospital en la ciudad de Oviedo.

JPE.