Utah.- Las autoridades de Utah están investigando el extraño asesinato de una mujer de Utah por su propio hijo, los informes iniciales indican que tanto la víctima como la hermana menor del sospechoso pueden haber estado al tanto de su intención del homicidio.

Mike López de 23 años, ha sido acusado del asesinato de su madre, Victoria Ramírez de 43 años, en su casa de Springville, el 23 de diciembre. Las dos hermanas menores del sospechoso, de 14 y 17 años estaban presentes al momento del asesinato que el agresor parece haber anticipado.

Los documentos policiales muestran que la Sra. Ramírez estaba sentada en una mesa del comedor con sus hijas cuando López entró a la habitación con una pistola y le apuntó.

La madre le dijo a su hijo: “Sé que me vas a matar y te amo”, según los informes, luego le disparò en la cabeza, matándola casi instantáneamente.

La hermana menor salió del baño y acarició el cabello de su madre, en eso el hermano la tomó del brazo y comenzó a bailar con ella, junto al cuerpo de su madre.

La hermana de 17 años se encerró en un baño después del tiroteo y escapó por una ventana, corrió a la casa de un pariente que vive cerca y al parecer, alguien se puso en contacto con la policía.

Los oficiales que acudieron a la escena del crimen detuvieron a López, aparentemente sin incidentes. Cuando le informaron de los cargos, se echó a llorar y dijo: «Alguien me dijo que lo hiciera».

Según la declaración jurada, la hermana mayor le dijo a la policía que su hermano le había estado proporcionando marihuana a su hermana menor, quien, según ella sabía lo que iba a pasar.

La policía señaló en el informe que la niña de 14 años estaba «actuando de manera muy extraña» durante la entrevista. Según los informes, sonrió cuando se le preguntó acerca de bailar con su hermano junto al cadáver de su madre y recitó la canción, sin mostrar ninguna emoción, también afirmó que no era su madre la que había sido asesinada, la niña declaró a la policía que había pasado mucho tiempo con su hermano mayor y que se habían turnado para dormir «para que pudieran cuidarse unos a otros».

Según los informes, Mike López tenía THC en su organismo al momento del asesinato y está acusado de un delito grave de homicidio en primer grado, un delito grave de violencia doméstica en tercer grado en presencia de un niño y un delito grave de posesión de un arma por parte de una persona restringida en tercer grado. Según los informes, compró el arma el día antes del asesinato.

Las autoridades aún no han comentado públicamente el móvil del asesinato.