Nashville, Tn.- Un ciudadano chino se declaró culpable hoy en el Tribunal de Distrito de EE. UU. de conspirar para cometer manipulación de pruebas en relación con una investigación internacional de tráfico de personas, anunció la fiscal federal interina Mary Jane Stewart para el distrito medio de Tennessee.

Xu Zhang de 31 años, residente de Nueva York, fue acusado en septiembre de 2019, después de conspirar con su novia y co-conspirador, Gao Xing, también ciudadano chino, para destruir y ocultar registros pertinentes a una investigación del gran jurado federal.

Según documentos judiciales, el 6 de septiembre de 2019, Zhang visitó a Gao Xing en la cárcel mientras estaba bajo custodia federal y era objeto de una investigación internacional por trata de personas. Durante la visita, Xing le pidió a Zhang que borrara la información material, incluidos los contactos y las conversaciones de su cuenta de WeChat. WeChat es una aplicación china de mensajería, redes sociales y pago móvil multiusos a la que se puede acceder mediante dispositivos móviles, computadoras personales e Internet. Xing le proporcionó a Zhang un método para obtener la información de inicio de sesión de su cuenta de WeChat en línea de su madre en China, y otros detalles relacionados con su cuenta. Xing indicó que los elementos que necesitaba que Zhang borrara empeorarían su caso o situación y además le indicó a Zhang que cambiara su nombre de WeChat.

Al día siguiente, durante una llamada telefónica desde la cárcel, Zhang le confirmó a Xing que había eliminado la información solicitada y había cambiado el nombre de WeChat de Xing en un intento de eliminar y destruir información material relacionada con su cuenta de WeChat.

El 1 de noviembre de 2019, Gao Xing se suicidó en su celda en el centro de detención del condado de Daviess, Kentucky.

Zhang enfrenta hasta 20 años de prisión cuando sea sentenciado el 15 de septiembre de 2021.

Este caso fue investigado por Investigaciones de Seguridad Nacional; Investigación criminal del IRS; y la Oficina de Investigaciones de Tennessee. La fiscal federal adjunta Sara Beth Myers está procesando el caso.