EE.UU.- La oficina del alguacil del condado de Harrison, en Texas, informó que un cazador disparó y mató accidentalmente a su hija de 11 años de edad; todo sucedió mientras iban de caza en las zonas aledañas a la ciudad.

El hecho sucedió poco después de las 5:00pm (hora local) cuando las autoridades recibieron un reporte, por parte del padre de la niña, sobre lo sucedido.

En la llamada al 911, el hombre asegura que disparó accidentalmente a su hija Daisy Grace Lynn George con un rifle de alta potencia mientras cazaba.

El alguacil B.J. Fletcher dijo este lunes en una conferencia de prensa, referente al casoM que todo sucedió cuando el padre intentó quitar el martillo de su rifle y cuando pensó que el arma no estaba cargada soltó el martillo disparando la última bala de la recámara.

También te puede interesar: Una joven muere de un disparo en las afueras de una gasolinera del condado de Douglas

“Había pensado que había limpiado el arma, pero desafortunadamente, no lo había hecho”, dijo Fletcher. El rifle se disparó e impactó a la niña cuando estaba a punto de entrar en la camioneta o cuando acababa de entrar en la camioneta, dijo Fletcher.

El trágico accidente dejó sin oportunidad de que una ambulancia rescatara a la menor a tiempo ya que al llegar a un hospital de Longview la niña fue declarada muerta.

El alguacil asegura que no hubo intención de homicidio y que sólo fue un trágico accidente; de igual manera, las autoridades están revisando el caso para dar una sentencia al padre.