Estados Unidos. Recientemente, los medios reportaron que un tribunal de distrito de EE.UU. emitió una orden judicial el viernes que bloquea parcialmente una ley de Alabama que penaliza la prescripción de terapias hormonales y bloqueadores de la pubertad utilizados para alinear los cuerpos de las personas transgénero  con su identidad de género.

Dijeron que el juez Liles Burke mantuvo la última parte de la prohibición, pero dictaminó que el estado no había podido probar que los medicamentos utilizados para la transición fueran “experimentales”.

Se precisó que la Ley de Compasión y Protección de Niños Vulnerables entró en vigor en el estado sureño el 8 de mayo, y no solo prohíbe los tratamientos con medicamentos para la disforia de género, sino también las cirugías de afirmación de género. Los condenados por violar la prohibición enfrentan hasta 10 años de prisión.

Cabe destacar que la medida cautelar permanecerá en vigor hasta que se lleve a cabo un juicio para decidir si la ley viola la constitución.

Recomendado para ti: Propiedades en California ardieron mientras se propagan los incendios forestales

Aclararon que estas asociaciones médicas, incluida la Academia Estadounidense de Pediatría y la Sociedad Endocrina Pediátrica, pidieron a Burke que bloqueara la ley de Alabama.

Se indicó que, en su fallo, Burke expresó que “la evidencia incontrastable es que al menos veintidós asociaciones médicas importantes en los Estados Unidos respaldan los medicamentos de transición como tratamientos bien establecidos y basados ​​en evidencia para la disforia de género en menores”.

También se reportó que dijo que las disposiciones de la ley son probablemente inconstitucionales. El Departamento de Justicia de EE.UU., así como varias familias con niños transgénero, han impugnado la ley, calificándola de violación de los derechos de igualdad de protección y libertad de expresión, así como de intrusión en el derecho de la familia a tomar decisiones médicas.

“Los padres tienen el derecho fundamental de dirigir la atención médica de sus hijos sujeto a los estándares médicos aceptados”.

Expresó Burke.

Además el juez agregó que “la discriminación basada en la no conformidad de género equivale a discriminación sexual”.

Imagen ilustrativa. Fuente: Freepik.