El Paso, Texas. Esta semana, ICE reportó que el sexto y último acusado en un caso de conspiración de marihuana y cocaína fue sentenciado el lunes a 17 años de prisión por su papel en la conspiración. Esto se dio luego de una investigación de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de EE. UU.

Según documentos judiciales, Carlos Moreno Reyes, también conocido como Charlie Brown, de 46 años, de Clint, Texas, dirigió una Organización de Tráfico de Drogas (DTO) desde octubre de 2008 hasta abril de 2019.

Te puede interesar: Comenzaron las elecciones generales en Chile

El DTO operaba en el área de El Paso y era responsable de transportar y distribuir marihuana y cocaína desde El Paso a ciudades de destino, incluida Oklahoma City. Moreno admitió que le pagaron alrededor de $ 25.6 millones por su papel en la DTO.

“Estoy agradecido por los incansables esfuerzos de nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley mientras trabajamos juntos para perseguir no solo a los traficantes de drogas individuales que venden este veneno, sino también a las grandes organizaciones de tráfico de drogas y su liderazgo”.

Declaró la Fiscal Federal Ashley C. Hoff.

Otros miembros de la conspiración incluyeron a José Luis Ortiz-Valenzuela, alias Pelon, de 37 años, de Avondale, Arizona; Julio Adrian Terrazas, alias JT, 31, de Fabens, Texas; Edgar Sánchez, alias Seiz, Chavalito, 29, de Fabens; Jacinto Olivas-Cervantes, alias Chente, Chinto, 53, de San Elizario, Texas; y Oliva Beltran-Paez, 33, de Clint.

Fuente de la imagen: ICE