Recientemente, los medios informaron que días después de marcar un hito solemne en la pandemia, el presidente Joe Biden celebra el ritmo de sus esfuerzos para ponerle fin.

El jueves, Biden marcó la administración de la dosis 50 millones de la vacuna COVID-19 desde su juramento. El momento llegó días después de que la nación alcanzara el devastador hito de 500 mil muertes por coronavirus. Además, antes de una reunión con los gobernadores de la nación sobre planes para acelerar la distribución aún más.

«Cuanta más gente se vacune, más rápido vamos a vencer esta pandemia».

Expresó Biden en la ceremonia de la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense señaló que su administración está en camino de superar su promesa de administrar 100 millones de vacunas en sus primeros 100 días en el cargo. «Estamos a la mitad del camino: 50 millones de tiros en 37 días. Eso es semanas antes de lo previsto», expresó.

Recomendado para ti: EEUU busca acelerar las liberaciones de niños inmigrantes no acompañados

En total, a más de 45 millones de estadounidenses se les ha administrado al menos una dosis de las vacunas aprobadas de Pfizer y Moderna. Esto desde que recibieron la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos en diciembre, y más de 20 millones de personas recibieron ambas dosis requeridas.

Imagen ilustrativa, fuente: Pixabay

Como parte de la ceremonia, cuatro trabajadores de primera línea, un par de técnicos médicos de emergencia, un consejero escolar y un trabajador de una tienda de comestibles, recibieron dosis de la vacuna en la televisión en vivo. Esto como parte de los esfuerzos de la Casa Blanca para generar confianza en el programa de vacunación.

Biden estimó que para fines de la primavera habrá suficiente vacuna para administrar a cualquiera que la desee. Sin embargo, que la duda sobre la vacuna limitará la cantidad de personas que la deseen.  

También prometió una «campaña masiva para educar a la gente» sobre la seguridad y eficacia de las vacunas. Esto con la esperanza de estimular la demanda, ya que la nación apunta a vacunar a alrededor del 80% de los adultos para alcanzar la inmunidad colectiva y poner fin a la pandemia.

Biden aseguró que planeaba recorrer un sitio de vacunación masiva administrado por el ejército estadounidense en Houston este viernes.