El huracán Bonnie está mostrando su verdadera potencia tras pasar por Nicaragua y El Salvador dejando, hasta el momento, a tres personas muertas, varios heridos, daños estructurales y una gran cantidad de desplazados.

En El Salvador se reportó este lunes la muerte de una mujer que fue arrastrada por la corriente de una alcantarilla en una comunidad precaria ubicada a 15 kilómetros al este de San Salvador.

Asimismo, 42 municipios salvadoreños fueron clasificados en alerta roja, mientras que los otros 268 municipios que componen al país se mantienen en alerta naranja, en todos los casos por las intensas lluvias provocadas por la tormenta.

A su vez, Protección Civil, de El Salvador, informó que el domingo realizó un operativo de búsqueda en el río Lempa, fronterizo con Honduras, de un hombre que desapareció en la comunidad Los Oteros, en el municipio de Nombre de Jesús, Chalatenango, al norte del país. Por el mal tiempo la búsqueda fue suspendida y se reanuda durante esta jornada.

Te puede interesar: Tormenta tropical Bonnie apunta hacia Nicaragua y Costa Rica

Por su parte, en Nicaragua se reportaron dos decesos, uno murió tras intentar cruzar un río crecido y otra al intentar ayudar a rescatar a los pasajeros del autobús donde viajaba, donde el conductor imprudentemente intentó cruzar la corriente de otro río desbordado.

Las brigadas de salvamento y rescate del ejército encontraron el domingo los cuerpos de los fallecidos, ambos en el municipio de Siuna, en el Caribe norte, según el reporte.

Las identidades de los muertos no fue revelada a los medios de comunicación, sin embargo se sabe que desde el sábado las costas de estos países están en alerta máxima por la intensidad de las lluvias, incremente en los cauces de los ríos y desplazamiento de las laderas.