Texas, EE.UU.- Las autoridades de Texas se han comprometido en luchar contra la decisión de un regulador federal en permitir almacenar miles de toneladas de residuos nucleares en campos petrolíferos del estado.

Esta semana, la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos emitió una licencia a la compañía Interim Storage Partners LLC que le permite construir y utilizar una instalación de almacenamiento de combustible nuclear gastado en la ciudad de Andrews, Texas.

De esta forma, la empresa podrá manetner hasta 5.000 toneladas métricas de combustible gastado y otros más 231,3 toneladas métricas de desechos radioactivos durante 40 años. De igual forma, la empresa anunció incluso en el futuro ampliar el depósito hasta las 40.000 toneladas.

Esta iniciativa provocó una oposición por parte de las autoridades estatales. “Texas no se convertirá en el vertedero de residuos nucleares de Estados Unidos”, escribió este martes en su cuenta de Twitter el gobernador del estado, Greg Abbott. 

En su mensaje, Abbott dijo haber firmado “la ley para detener esto”, en referencia a la realización del proyecto.