Parker, Texas.- Calvin Wilson Graves, de 66 años de edad, fue condenado a cadena perpetua por abusar sexualmente de una menor en varias oportunidades.

Según el informe presentado ante el juez, los abusos ocurrieron entre 2013 y 2014, cuando la niña tenía entre 8 y 9 años de edad.

El caso se comenzó a desarrollar en 2019 cuando la niña le contó a su madre lo que le había ocurrido cuando residía en Springtown.

La madre de la menor, cuya identidad fue resguardada, denunció con las autoridades locales lo sucedido por lo que comenzó un proceso de investigación contra el sospechoso por la Oficina de Alguaciles del condado de Parker.

Te puede interesar: Le dan una puñalada por la espalda a una mujer en Washington

“En los argumentos finales mencionamos las cosas inapropiadas que el señor Grave dijo”, explicó la asistente del fiscal del distrito Kathleen Catania.

El jurado deliberó por unas dos horas antes de declarar la culpabilidad de Graves quien ahora pasará el resto de su vida en la cárcel sin derecho a la posibilidad de libertad condicional.