La vocalista Taylor Swift emitió esta semana una declaración jurada para defenderse de las acusaciones de plagio relativas a su triunfante tema ‘Shake It Off’, el primer single de su disco ‘1989’ que salió al mercado a fines de 2014.

En 2017, la intérprete fue demandada por un trío pop de U.S.A., llamado 3LW, que aseguraba que la artista había incluido en su tema oraciones provenientes de su canción ‘Playas Gon’ Play’, publicada en el año 2001.

Concretamente, se hacía referencia a ganchos como “haters gonna hate” y “players gonna play”, dos expresiones de uso común, conforme Taylor.

La estrella del pop country niega rotundamente que fuera conocedora de la canción de 3LW cuando comenzó a componer su fácil, el que fue escrito íntegramente por ella, conforme se desprende de su testimonio.

En verdad, Taylor ni tan siquiera sabía de la existencia de esta banda y su nombre solo llegó a sus oídos exactamente cuándo se interpuso la demanda en contra suya.

Por otra parte, el 12 de noviembre de 2021, se estrenó All Too Well: The Short Largo, cortometraje de 14 minutos escrito y dirigido por la conocida cantautora. El corto basado en la poderosa balada, ‘All Too Well’, llegó con el lanzamiento de la nueva versión de su viejo álbum del 2012, Red, el que incluye canciones de su autoría, escritas en aquel tiempo más que al final no consiguieron formar parte del disco.

En el caso de Taylor Swift, su debut cinematográfico llegó con su tema ‘All Too Well : The Short Film’, escrito, dirigido y producido por ella misma y protagonizado por la actriz de Stranger Things, Sadie Sink, en compañía del actor Dylan O’Brien.