Unas 400 personas participan en las labores de búsqueda este martes; realizan exploraciones en 22 puntos de la región afectada.

El número de muertos por la ruptura de una presa de una mina de hierro en la ciudad de Brumadinho, al sureste de Brasil, aumentó este martes a 142, mientras que el de desaparecidos se redujo hasta los 194, según el último balance reportado por la Defensa Civil.

Las labores de búsqueda comenzaron desde las primeras horas de este martes con la participación de unos 400 hombres, entre bomberos, soldados del ejército y voluntarios.

Según el reporte, durante la jornada se realizaron exploraciones en 22 puntos diferentes de la región afectada por la tragedia ocurrida el pasado 25 de enero, con la ayuda de 10 helicópteros y apoyados por embarcaciones y máquinas excavadoras.

La tragedia ocurrió el 25 de enero pasado cuando una de las presas donde se almacenaban residuos minerales de un complejo del gigante minero brasileño Vale en Brumadinho, municipio de Minas Gerais (sudeste), se rompió y generó un alud que sepultó las instalaciones de la propia compañía y cientos de propiedades rurales.

Los trabajos adelantados para el rescate de las víctimas son difíciles y se desarrollan de forma lenta por la complejidad del terreno, ya que la ola de residuos que se dio tras la ruptura de la presa hizo que en algunas zonas el lodo llegara a los 20 metros de altura.

En el terreno judicial, la justicia brasileña ordenó este martes dejar en libertad, de manera cautelar, a las cinco personas que habían sido arrestadas el último día 29 acusadas de haber adulterado documentos sobre la seguridad de la presa que se rompió.