El balance de la explosión de un camión cisterna ocurrido el sábado cerca de Johannesburgo, en Sudáfrica, subió a 26 muertos, informó un agente local el miércoles.

«En cuanto a las cifras, la policía confirmó que ya son 26. Así que perdimos a 26 personas en la tragedia», declaró el primer ministro de la provincia de Gauteng, Panyaza Lesufi, durante una visita para consolar a las familias de las víctimas.

Un camión que transportaba gas licuado de petróleo (GLP) quedó encallado el sábado bajo un puente de Boksburo, a unos 40 km al este de Johannesburgo. 

El incidente provocó una fuga y una explosión que en un primer momento causó la muerte de 10 personas y graves daños en un hospital cercano.

Otras ocho personas sucumbieron a graves quemaduras y heridas, señalaron las autoridades el lunes.  

Los videos publicados en las redes sociales mostraban una gigantesca bola de fuego bajo el puente. Aparentemente, el vehículo era demasiado alto para pasar.

El camión siniestrado transportaba 60.000 litros de GLP, combustible usado especialmente en cocinas y estufas de gas.

© Agence France-Presse