Washington D.C.- Un hombre proveniente de Florida que irrumpió en el Senado de los Estados Unidos fue sentenciado este lunes a 8 meses en prisión, lo que representa la primera resolución de un caso de delito grave en torno a los disturbios provocados en el Capitolio.

Paul Allard Hodgkins pidió una disculpas públicas y dijo que estaba avergonzado de las acciones realizadas el pasado 6 de enero.

“Si hubiera sabido que la protesta… se intensificaría de la forma que lo hizo… nunca me habría aventurado a ir más allá de la acera de la Avenida Pensilvania”, comentó Hodgkins al juez. “Fue una decisión tonta de mi parte”, añadió.

Los fiscales querían que Hodgkins recibiera una condena de 18 meses en prisión. Sin embargo, al dictar sentencia, el juez Randolph Moss dijo que el ciudadano había tenido un papel aunque no tan significativo como el de otras personas, por lo que optó por una sentencia de menos de un año de prisión.

Su sentencia podría establecer un estándar para los castigos de cientos de acusados mientras se decide si aceptar acuerdos de culpabilidad o ir a juicio. Hodgkins y otras personas están acusadas de delitos graves pero no han sido encausados por su participación en conspiraciones más amplias.