EE.UU.- En Texas sentenciaron a 110 meses de prisión a Lee Price III, un hombre de 30 años de edad, que cobró en septiembre unos fondos federales para los afectados por la pandemia y los utilizó en lujos.

El hombre es originario de Houston, Texas, y los fiscales del Departamento de Justicia federal lo acusaron de apropiarse de manera fraudulenta de más de 1,6 millones de dólares que se supone eran para ser asignados a pequeños comerciantes de progamas de préstamos Paychek Protection Program.

Este progama se creó para auxiliar a quienes batallaban por sacar adelante sus negocios en tiempos de pandemia para luego ser pagados a los federales.

El sospechoso, lejos de utilizarlo en emprendedores, lo utilizó para gastos alegres y personales como una camioneta, saldar su propia deuda y hasta comprar un reloj marca Rolex.

Entre otras cosas, gastó los fondos en clubes nocturnos y fiestas. El hombre pidió los fondos suministrando información falsa para sacar de manera legar 2.6 millones pero el gobierno federal sólo le otrogó 1.6 a nombre de tres empresas distintas.

También te puede interesar: Madre hispana muere por disparo en la cabeza propinado por su hijo

Vale acotar, que no está clara la relación entre el criminal y las compañías. Adicional, Price alteró falsamente el número de empleados y los gastos de nómina  en cada una de las solicitudes de PPP.  También, el criminal aplicó en nombre de un individuo que murió recientemente.

“Mr. Price esperan que otros aprendan de su caso de que no hay dinero fácil”, indicó Tom Berg, abogado del acusado. “El tiene un balance de 110 meses de sentencia para reflejar, arrepentirse y reconstruir su vida malgastada”, puntualizó el defensor legal.