Montgomery, Alabama. El Senado de Alabama respaldó el jueves una legislación para convertir en delito que los agentes de la policía local hagan cumplir cualquier nueva restricción federal sobre armas. Esto como parte de una ola de propuestas de anulación del Partido Republicano para tratar de resistir cualquier nueva medida de control de armas.

Los senadores votaron 21-5 a favor del proyecto de ley del senador republicano Gerald Allen de Tuscaloosa. Ahora se traslada a la Cámara de Representantes de Alabama.

Noticia recomendada: Joven de Florida ganó $ 235 millones en la lotería

Los republicanos en varios estados están impulsando tales medidas. Aunque algunos legisladores cuestionaron si podrían sobrevivir a un desafío legal. Los opositores al proyecto de ley argumentaron que la Constitución de los Estados Unidos ya protege los derechos de armas y que los legisladores republicanos van a involucrar al estado en una demanda costosa que finalmente perderán.

El proyecto de ley convertiría en un delito menor que un oficial haga cumplir una nueva ley federal u orden ejecutiva efectiva. Esto después de la toma de posesión del presidente Joe Biden que “regula la propiedad, el uso o la posesión de armas de fuego, municiones o accesorios para armas de fuego”.

“Este proyecto de ley ampliaría la libertad y la libertad de los ciudadanos de Alabama al garantizar que el gobierno o las agencias gubernamentales de Alabama no respalden ciertas restricciones federales”.

Declaró Allen, leyendo una carta de un elector.
Imagen Ilustrativa / Cortesía de Pixabay