Floyd, Kentucky.- La Oficina del Alguacil del condado de Floyd  informó que un antisocial generó una balacera donde mató a tres policías, una unidad K-9 e hirió a otras cinco personas.

Todo comenzó en un incidente de violencia doméstica, donde el sospechoso identificado como Lance Storz, de 49 años de edad,  tuvo una discusión con su esposa quien amenazó con dejarlo.

Tras una fuerte disputa verbal, la situación subió de tono cuando Storz sacó un rifle y mantuvo cautiva a su esposa, junto con su hija a las que no dejó salir del lugar.

Fueron un total de cinco horas de enfrentamiento con los oficiales que arribaron a la vivienda con orden de arresto por el incidente de violencia doméstica reportada por los vecinos.

Te puede interesar: Hispano sentenciado a muerte pide retrasar su ejecución para donar un riñón

Al lugar acudió el capital de la policía de Prestonburg, Ralph Frasure, el ayudante del alguacil de Floyd, William Petry y el manejador de la unidad canina K-9, Jacop Chaffins, con varias unidades de refuerzo.

Storz abrió fuego desde dentro de la residencia con el rifle e impactó a varas unidades, Chaffins y la unidad K-9 fueron declarados muertos en el lugar.

Petry y el capitán Ralph Frasure murieron horas más tarde en el centro de salud donde fueron transportados junto a otros cuatro oficiales heridos, uno de ellos permanece aún en condición crítica, en la lista hay un quinto sobreviviente que fue identificado como civil.

“Ellos encontraron puro infierno cuando llegaron. Ellos no tuvieron oportunidad”, describió el alguacil del condado Floyd John Hunt a reporteros en la escena.

Según el jefe policial, los agentes ni siquiera habían hecho contacto inicial con el hombre cuando este empezó a disparar. 

Storz estuvo atrincherado en el lugar con sus dos familiares más cercanos de rehenes, hasta que logró ser detenido por el resto de las unidades.