Un hombre se inyecto vía intravenosa una ‘infusión’ de Hongos alucinógenos que luego comenzaron a proliferar por su cuerpo.

De acuerdo a lo explicado por investigadores en un informe médico prepublicado este lunes en la revista Journal of the Academy of Consultation-Liaison Psychiatry, el hombre, de 30 años, sufría un trastorno bipolar y tenía un historial de consumo de drogas intravenosas.

El paciente hirvió hongos psilocibios en agua y filtró la sustancia resultante a través de un bastoncillo de algodón antes de inyectársela directamente en las venas. 

Su objetivo era curarse una depresión tras encontrar estudios que indican que los hongos alucinógenos y el LSD son beneficiosos para tratar esa enfermedad.

Días después, comenzó a sufrir letargo, ictericia, diarrea, náuseas y hematemesis antes de que sus familiares lo encontraran en estado de desorientación y lo llevaran a un hospital, donde estuvo 22 días ingresado, ocho de ellos en la unidad de cuidados intensivos.

Tras realizar varias pruebas, los médicos descubrieron que el paciente había desarrollado una infección bacteriana y fúngica potencialmente mortal en la sangre, ya que los hongos inyectados se alimentaban y crecían en su cuerpo, causando insuficiencia orgánica. 

Gracias a la administración de un tratamiento intensivo de antibióticos y antimicóticos, el paciente logró recuperarse, aunque todavía toma antimicrobianos.