México. – Este martes la Fiscalía General de la República confirmó que la empresa israelí NSO Group había utilizado a una operadora local para realizar espionaje telefónico. A través de cateos periciales en la empresa KBH TRACK, propiedad del israelita Uri Emmanuel “A”, quien se encuentra prófugo desde hace 2 años.

En dicho allanamiento a la empresa KBH TRACK, se descubrió información en un disco duro que demostraba “plenamente” la actividad de espionaje telefónico a través de cuentas de distintos solicitantes que aún no han podido ser identificados completamente, información compartida por la FGR.

Las investigaciones revelaron que la firma israelí NSO Group, vende programas para vigilar a grandes criminales y terroristas, interviniendo al menos 50 mil teléfonos celulares en un poco más de 50 países, aunque la mayoría se los casos se registraron en México, con una intervención en más de 15 mil teléfonos.

Lo que más llamó la atención a las autoridades fue que, los principales acosados eran políticos, periodistas y activistas de derechos humanos. Se dice que entre las personas que encontraron al menos unos 50 que pertenecen al entorno de López Obrador, incluyendo a su esposa.

“La triangulación entre Pegasus, sus operadores y quienes los contrataban, ha quedado debidamente comprobada en un primer caso judicializable”, expresó la FGR de acuerdo a las evidencias obtenidas a partir de las declaraciones de testigos y después de los allanamientos realizados. 

La FGR Además, solicitó a las instituciones de seguridad federal y estatal que, en caso de tener equipos de software para hacer intervención de comunicaciones, proteger “toda su información relacionada con la contratación del equipo Pegasus y otros semejantes”.

MY