EE.UU. Recientemente, los medios reportaron que el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, informó que las regiones de Ucrania donde se llevan a cabo referéndums ampliamente criticados estarán bajo la «protección total» de Moscú si se anexionan. Esto aumenta la posibilidad del uso de armas nucleares si Kiev intenta recuperar esos territorios.

Precisaron que los comentarios de Lavrov en una conferencia de prensa en la ciudad estadounidense de Nueva York el sábado se produjeron cuando los residentes de cuatro regiones ocupadas por Rusia en el este y sur de Ucrania seguían votando sobre si unirse a Rusia.

Noticia recomendada: Cuba realiza referéndum sobre matrimonio y adopción igualitaria

Se dijo que Moscú describió los referéndums de cuatro días que comenzaron el viernes como un voto por la autodeterminación, pero Ucrania y sus aliados occidentales ven las elecciones como una farsa orquestada por el Kremlin con una conclusión inevitable.

“Después de esos referéndums, Rusia, por supuesto, respetará la expresión de la voluntad de aquellas personas que durante muchos años han sufrido los abusos del régimen neonazi”.

Expresó Lavrov a los periodistas después de dirigirse a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Cabe destacar que Kiev indicó que muchos de los residentes de las regiones están siendo obligados a votar.

Se resaltó que, cuando se le preguntó si Rusia tendría motivos para usar armas nucleares para defender las regiones anexadas de Ucrania, Lavrov indicó que el territorio ruso, incluido el territorio «más consagrado» en la constitución de Rusia en el futuro, «está bajo la protección total del estado».

“Todas las leyes, doctrinas, conceptos y estrategias de la Federación Rusa se aplican a todo su territorio”, aclaró, refiriéndose también específicamente a la doctrina de Rusia sobre el uso de armas nucleares.

Además, el diplomático, igualmente, trató de cambiar el enfoque a los Estados Unidos, afirmando que Washington y sus aliados de la OTAN, no Rusia, como sostiene Occidente, están socavando agresivamente el sistema que representa la ONU. Acusó a Occidente de pretender “destruir y fracturar Rusia” para “eliminar del mapa global una entidad geopolítica que se ha vuelto demasiado independiente”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, expresó que los comentarios de Lavrov y la declaración anterior de Putin cuando dijo que no estaba mintiendo sobre el uso de armas nucleares eran «irresponsables» y «absolutamente inaceptables».

Sergey Lavrov. Imagen publicada en las redes sociales @ Fortencrantz