El ejército ruso anunció el lunes haber efectuado con éxito un nuevo disparo de prueba de su misil de crucero hipersónico Zircon, en un contexto de carrera a este tipo de armamentos.

Este anuncio se produce tras la reciente publicación en medios estadounidenses de informaciones según las cuales China probó este verano boreal un misil hipersónico capaz a su vez de lanzar un proyectil, una tecnología de la que carecen actualmente tanto Estados Unidos como Rusia.

El ejercito ruso anunció por su lado en un comunicado haber lanzado un misil Zircon desde la fragata Almirante Gorchkov contra un objetivo en aguas del mar Blanco, en el Artico.

El disparo fue “exitoso” y el objetivo ubicado a más de 400 kms “fue destruido”, según el comunicado.

Un video, hecho público por el ministerio de Defensa, muestra el artefacto tomando vuelo entre un destello de luz, seguido de una estela de humo en medio de la noche.

Los misiles hipersónicos pueden viajar a más de cinco veces la velocidad del sonido, y al ser “de crucero” tienen además capacidad de maniobrar en pleno vuelo, lo que los hace mucho más difíciles de interceptar.

El Zircón ya había sido sometido a varias pruebas en los últimos años, incluyendo otro lanzamiento desde el Almirante Gorshkov y desde un submarino sumergido.

En 2018, Putin aprovechó su discurso sobre el estado de la nación para revelar nuevas armas hipersónicas, entre ellas el Zircon, afirmando que podría alcanzar objetivos en mar y tierra ubicados a un millar de kilómetros.

El Zircón se unirá en el arsenal ruso a los vehículos de planeo hipersónico Avangard –que entraron en servicio en 2019– y a los misiles lanzados desde el aire Kinzhal (Daga).

AFP
Una imagen divulgada por el Ministerio de Defensa ruso el 29 de noviembre de 2021 muestra el lanzamiento de un misil hipersónico Zircon desde la fragata Almirante Gorchkov contra un objetivo en el mar de Barents

mp/pop/fio/me/zm

© Agence France-Presse