CONDADO DE CRITTENDEN, ARKANSAS .- La Oficina Federal de Investigaciones acudió a una granja del condado de Crittenden después de que se encontraron restos humanos en un huerto.

Según el Departamento del Sheriff del Condado de Crittenden, un agricultor estaba limpiando tierras en Proctor Road cuando descubrió algunos huesos. Notificó de inmediato a los agentes que se comunicaron con la Policía del Estado de Arkansas y el FBI.

Los agentes del FBI estuvieron en escena la mayor parte del martes por la mañana.

Las autoridades creen que los huesos pueden tener más de 100 años. Están tratando de determinar si el granjero se topó con un antiguo cementerio.

Dennis Streeter vive cerca de la granja y dice que es una situación preocupante.