Coahuila, México. – En horas de la madrugada del pasado domingo, una joven embarazada con 8 meses de gestación, originaria de Nicaragua, fue encontrada atrapada en medio del Río Bravo cerca de la frontera de Piedras Negras.

La  nicaragüense de nombre Jorleni, de 23 años de edad, intentando cruzar ilegalmente a territorio estadounidense no le importó “La Helada Negra” por el Frente Frío No. 22, un el termómetro marcando temperaturas bajo cero.

Sin embargo, no logró su cometido, debido a la corriente del agua que se encontraba muy fuerte, impidiendo así que lograra terminar de cruzar, terminó en una isleta que estaba en medio del agua.

El director de Protección Civil y Bomberos Municipal, José Francisco Contreras Obregón, narra que la mujer se negaba a regresar, por lo que tardaron poco más de una hora en convencerla.

“La encontramos trepada en una isleta donde se logró salvar, pero ya presentaba hipotermia, aún así no quería devolverse y batallamos para convencerla”, detalló.

La joven fue vista por automovilistas desde lejos, por lo que llamaron al número de emergencias 911 para reportar el caso. Ella le cuenta a las autoridades que se encontraba viajando con una amiga que sí logró cruzar, pero a ella le dificultó por su embarazo.

Ya que a la joven le queda poco tiempo para dar a luz, se quedó por ahora en Piedras Negras.

MY