Guatemala.- Fuerzas de seguridad guatemaltecas reprimieron una caravana de inmigrantes centroamericanos que salió desde Honduras con rumbo fijo a Estados Unidos.

Los inmigrantes se separaron el domingo en varios grupos para acudir a diversos puntos fronterizos en Guatemala y así evitar a los agentes de seguridad que el sábado los intentaron dispersar en un punto donde estaban pasando más de 100 caminantes.

También te puede interesar: Caravana migrante hacia EEUU se disgrega al ingresar a Guatemala

El enfrentamiento dejó a varios heridos y sin dar tregua el gobierno de Guatemala reforzó los puntos fronterizos para evitar que más migrantes pasaran.

Cerca de unos 500 viajeros entre hondureños y de Nicaragua arribaron a la localidad de Corinto para pasar al Departamento de Izabal, en Guatemala; allí fuerzas antimotines de la Policía Nacional Civil y el Ejército los interceptaron como si fueran unos delincuentes.

Las autoridades de Guatemala informaron que 36 personas fueron deportadas a Honduras porque no cumplían con los requisitos.

El grupo que llegó a Guatemala forma parte de una gran caravana de unas 600 personas que salió la mañana del sábado de la Gran Central Metropolitana de autobuses de San Pedro Sula para ir a EE.UU.