COAHUILA.- Civiles armados se enfrentaron con fuerzas de seguridad en el municipio de Villa Unión luego de que el comando atacara el edificio del Ayuntamiento, dejando un saldo de 10 sicarios y cuatro policías estatales muertos, así como seis agentes de seguridad heridos y dos desaparecidos, un mejor y un adulto.

Cuatro policías se encontraban entre las personas asesinadas después de que las fuerzas de seguridad participaron en una batalla de una hora con presuntos miembros del cartel el sábado en una ciudad mexicana cerca de la frontera con Estados Unidos, días después de que el presidente Trump dijo que se estaba moviendo para designar a los carteles mexicanos de drogas como organizaciones terroristas. .

El tiroteo ocurrió alrededor del mediodía en el pequeño pueblo de Villa Unión, un pueblo en el estado de Coahuila ubicado a una hora en automóvil al suroeste de Eagle Pass, Texas.

El domingo, el gobierno del estado de Coahuila dijo que las fuerzas de seguridad mataron a otros siete miembros de la pandilla, con lo que el número de muertos fue de al menos 21, según fuentes extraoficiales.

El ayuntamiento pidió apoyo a la Octava Zona Militar que acudió con una base de operaciones blindadas y un helicóptero UH60.

“Por lo que se ve querían causar ruido y miedo en la entidad. No es nada nuevo para Coahuila, el crimen organizado, en específico el Cártel del Noreste, trata de entrar a Coahuila en alguno de sus puntos cardinales.

Quiero hacer un llamado a la calma a la población que vamos a seguir trabajando de manera coordinada y que no vamos a permitir el reingreso del crimen a nuestra entidad”, expresó.

Tras dos horas de persecución, se habían asegurado 14 vehículos entre Villa Unión y la brecha, de los cuales dos tenían una Barret martillada; asimismo al interior de las camionetas, había más de 14 armas de grueso calibre y numerosos cartuchos.

Hasta la tarde de ayer, se habían identificado siete cuerpos de civiles armados que fueron abatidos, y la Fiscalía estaba por identificar los cuerpos de otros tres presuntos agresores.

El gobernador del estado denunció que los autores fueron miembros del Cártel del Noreste.

A raíz del asalto, el gobernador dijo que las fuerzas de seguridad permanecerán en la ciudad durante varios días para restaurar la sensación de calma. La ciudad está a unas 12 millas del sitio de una masacre del cártel de 2011 donde las autoridades dicen que 70 murieron.

“No se permitirá a estos grupos ingresar al territorio estatal”, dijo el gobierno de Coahuila en un comunicado.

La tasa de asesinatos en México ha aumentado a niveles históricamente altos, subiendo un 2 por ciento en los primeros 10 meses de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador. Funcionarios federales dijeron recientemente que ha habido 29,414 homicidios hasta ahora en 2019, un aumento de 28,869 en el mismo período del año pasado.