Nicaragua. Recientemente, los medios locales reportaron que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha llamado a la Iglesia Católica una “dictadura perfecta” por no permitir que sus miembros elijan al Papa.

Expresó que en la iglesia, “todo se impone. Es una dictadura perfecta. Es una tiranía perfecta”, dijo Ortega durante un discurso televisado el miércoles con motivo del 43 aniversario del establecimiento de la policía nicaragüense.

Se dijo que el mandatario nacional calificó a obispos y sacerdotes de “asesinos” y “golpistas” en su discurso, acusándolos de trabajar en nombre del “imperialismo estadounidense”.

“Le diría a su santidad el Papa, respetuosamente, a las autoridades católicas, soy católico. Como cristiano, no me siento representado”.

Expresó refiriéndose a la “terrible historia” de la iglesia.

Cabe destacar que la iglesia en Nicaragua ha estado bajo una creciente presión del gobierno desde que el líder de 76 años la acusó de respaldar las protestas contra su gobierno en 2018. Una represión contra los manifestantes mató a cientos.

Noticia recomendada: “Narcos: México” está en el top de nominaciones de los Emmy internacionales

Por su parte, Ortega sostiene que las protestas fueron parte de un complot de la oposición respaldado por Estados Unidos para destituirlo y acusó a los obispos de complicidad.

“Si van a ser democráticos, que comiencen con los católicos votando por el Papa, por los cardenales, por los obispos”, agregó el líder nicaragüense.

Aclararon que las tensiones de larga data entre la Iglesia Católica y Nicaragua aumentaron en marzo cuando Managua expulsó al embajador del Vaticano en el país.

Por su parte, el Papa Francisco a principios de este mes insistió en la importancia de “nunca detener el diálogo” con Nicaragua.

Se resaltó que Ortega criticó temas que van desde la Inquisición en España y Sudamérica hasta el abuso de niños indígenas en Canadá.

Daniel Ortega. Imagen publicada en las redes sociales @ luisvegajilata