EE.UU.- Louis Santiago, un policía de Newark; Nueva Jersey, atropelló fatalmente a un enfermero mientras conducía su automóvil; según el informe el agente se encontraba en estado de ebriedad al momento del accidente.

El policía es un hombre de 25 años proveniente del municipio de Bloomfield; por el accidente recibió el cargo de homicidio vehícular imprudente, profanación de restos humanos (por mover el cádaver sin autorización forense) y manejo en estado de ebriedad.

También te puede interesar: ¿Dónde está Isabella Marín? Buscan a influencer desaparecida en Florida

Entre otros, se le añadió el cargo de abandonar la escena del crimen de un accidente mortal, poner en peligro otras vidas, conspiración para obstaculizar enjuiciamiento, alterar pruebas físicas, mala conducta oficial y obstaculizar su propia aprehensión.

Recordemos, que todos estos cargos se le adjuntan al agente porque hizo lo imposible para maquillar la escena del accidente; todo para no verse involucrado y además dejó el cádaver del enfermero en otro lugar (es decir movió el cuerpo sin autorización).

Tras el choque, Santiago, quien estaba fuera de servicio en aquel momento, cargó el cuerpo del enfermero en su automóvil y se dirigió a la casa de sus padres en Bloomfield, donde su madre, Annette Santiago, de 53 años, le habría dicho a su hijo que devolviera el cuerpo a donde la atropelló.