El pasado veintiuno de abril, la familia de Susana Dosamantes dio a conocer que la actriz, a sus 74 años, sufre cáncer de páncreas y que era atendida en el Mount Sinai Medical Center de Florida, en U.S.A..

Tras solicitar respeto y privacidad a la prensa, como dar las gracias el cariño de la gente, señalaron que sostendrían informada a la opinión pública conforme vaya evolucionando la reconocida actriz de cine, teatro y T.V..

Erik Rubín, quien a inicios de la década de los noventa sostuvo una relación sentimental con Paulina Rubio, hija de Dosamantes, afirmó que ha estado en contacto con la vocalista y sabe que y su familia, aceptan la situación con osadía, esperando que la protagonista de grabes como Más negro que la noche y El placer de la venganza, conseguirá vencer a este mal.

El ex Timbiriche conoció a Susana Dosamantes cuando era pequeño, puesto que acompañaba a su hija a los ensayos y giras del conjunto, por lo que todos convivían en familia.

Hace algunos días, Mariana Garza comentó a la prensa que todos y cada uno de los Timbiriches mandaron un vídeo de apoyo y cariño a la llamada Muchacha Dorada, frente al bastante difícil instante por el que atraviesa.

Después de la dar a conocer la nueva, Paulina Rubio se expresó así de su mamá por medio de sus redes sociales, en el mes de abril pasado: “Mamita, mujer fuerte, así me lo pruebas desde el momento en que nací. Siempre y en todo momento cálida, de carácter íntegro y con una personalidad impresionante. Nada nunca te detiene. Juntas vamos a salir adelante, mi fe en tu rápida restauración es inquebrantable”.