Nashville, Tenn. Recientemente los medios informaron que un panel asesor de Tennessee encargado de decidir en qué orden los residentes deben recibir la vacuna COVID-19 reconoció que los reclusos en el estado eran de alto riesgo.

Sin embargo, este concluyó en que darles prioridad para la inoculación podría ser una “pesadilla de relaciones públicas”.

Noticia recomendada: ICE y policías arrestan a pastor hispano de iglesia en North Carolina acusado de abuso sexual a menores

Como resultado, los reclusos están en el último grupo programado para vacunas en el estado. Esto pesar de que el grupo de partes interesadas en la planificación de vacunas pandémicas concluyó que “si no se tratan, serán un vector de transmisión de la población en general”, según los registros de las reuniones a puerta cerrada del panel.

Hasta la fecha, no existe un cronograma firme para el lanzamiento de vacunas en las prisiones.

Imagen ilustrativa, fuente: Pixabay