Sinaloa, México. – En horas de la madrugada de este miércoles, “Pamela” volvió a incrementar la fuerza de sus vientos y se convirtió en huracán categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson, al tocar tierra en el municipio de San Ignacio, estado de Sinaloa.

Registraron lluvias puntuales torrenciales en zonas de Durango, Sinaloa y Nayarit, con fuertes entre 50 a 75 mm en zonas de Jalisco, como 25 a 50 mm en zonas de Sonora, así como rachas de viento de 120 a 150 km/h con oleajes hasta de 6 metros de altura en las playas de Sinaloa.

El Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), junto con el centro Nacional de huracanes de Miami, EE.UU. reportaron zona de prevención por efectos de huracán desde la Bahía Tempehuaya hasta Escuinapa, en Sonora.

Debido a las precipitaciones generadas por el ciclón tropical, podrían formarse deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, como se han estado previniendo las autoridades.

De acuerdo con los medios, a la navegación marítima también se les ha hecho un llamado a tomar precaución por los fuertes vientos y oleaje frente a las costas de los estados mencionados.

MY

Imagen de Conagua.